Limpieza de Bodegas

Limpieza de Bodegas

Limpieza e higienización profesional de Bodegas

Para Marclean plantear el diseño de un plan de limpieza para una Bodega es, en si mismo, un reto. Nos ponemos como objetivos obtener la máxima eficiencia, la máxima productividad, el nivel más alto de limpieza. Pero ante todo la recuperación a nivel de higienización, tanto aeróbica como de superficies. Con el fin de conseguir una mejora productiva y de reducción de costes en el proceso vitivinícola.

Para poder responder con mayor exactitud a las necesidades de nuestros clientes del sector vitivinícola, visitamos sus instalaciones y realizamos una observación directa para conocer en profundidad sus requerimientos y a partir de ellos poder ofrecer los tratamientos más adecuados.

Somos conscientes de la importancia que del servicio a prestar se deben derivar la higiene, la limpieza y la desinfección de las barricas. También de aquellas dependencias donde puedan existir focos de contaminación que pudieran causar problemas productivos.

En Marclean estamos especializados en la prestación de servicios de higienización, basados en el aseguramiento de la calidad y con el respecto al medio ambiente.

Somos conocedores de la importancia que representa la higiene, limpieza y desinfección en las instalaciones de producción vitivinícola.

En definitiva, nuestra garantía está también basada en nuestra preocupación constante para satisfacer sus necesidades con las aplicaciones más adecuadas en cada caso con el menor coste y sobre la base de la calidad total.

Limpiezas en las zonas de producción:

En las salas blancas aconsejamos con una periodicidad semanal, realizar un tratamiento de choque. Que da como resultado garantizar una calidad aeróbica que tiene una influencia decisoria en la higiene y productividad.

En la zona de almacenamiento de corcho, realizaremos igualmente un tratamiento de choque semanal. Gracais a ello, garantiza la eliminación del TCA y demás elementos patógenos del corcho.

Con nuestro tratamiento garantizamos a nivel de esterilización, no sólo las condiciones ambientales sino también todas las superficies de contacto: paredes, techos, cristales, equipos productivos, etc. La acción de nuestro tratamiento se extiende a los elementos de filtraje, bocas de llenado, utillaje, etc.

En las zonas donde están almacenadas las botellas y de acuerdo a las frecuencias establecidas, efectuaremos una ozonización para eliminar los olores de humedad que se crean.

Con el proceso de ozonización, no modificamos en ningún caso el nivel de humedad y temperaturas existentes, solo eliminamos los olores y microorganismos ambientales.

Tratamiento de las barricas de roble:

El deterioro de las barricas de roble y su incidencia en la calidad de los vinos que en ellas se crían, representa para Marclean una oportunidad para aportar valor añadido a nuestros clientes.

El deterioro de las barricas está determinado por varios factores:

  • Formación de posos de bitartratos (ácido tartárico)
  • Desarrollo bacteriano
  • Reducción progresiva de la capacidad de oxidación
  • Disminución de la aportación de sustancias agradables al vino

Estos factores no son independientes, sino que unos son consecuencia de los anteriores y los primeros llevan a los siguientes de forma secuencial.

Las cepas bacterianas se ocultan y llegan a bloquear la estructura porosa. Esta situación incide en la calidad del vino que se ve mermada por la disminución de la micro-oxidación que redunda en la estabilización del color. También incide en la disminución de la aportación de los sabores propios de la madera de roble.

Especialmente grave es la proliferación de depósitos de bacterias de difícil eliminación ya que se ocultan en la estructura interna de la madera. También bloquean la porosidad de la misma y aparecen cuando las barricas están en pleno proceso de crianza. Además de contaminar el vino y provocar un cambio en sus propiedades organolépticas.

Por ello la industria vitivinícola se ve obligada a renovar cada pocos años, la práctica totalidad de su dotación de barricas.

Nueva metodología

En Marclean venimos desarrollando de manera exitosa una metodología que permite la recuperación y el alargamiento de la vida útil de las barricas de roble para la elaboración de vinos.

En síntesis, consiste en la inyección directa dentro de las barricas de gas Ozono en varias etapas, previo lavado a presión para la eliminación de los depósitos residuales. El Ozono actúa dentro de ellas introduciéndose completamente en la estructura de poros de la madera. Como resultado, dado su poder oxidativo y esterilizante, destruye a nivel molecular todos los microorganismos: bacterias, hongos, virus, y cualquier otra sustancia ajena a la composición propia de la madera.

Después de este proceso podemos garantizar la recuperación de la barrica para otros 3-4 años.

Garantías:

Podemos certificar los resultados de nuestros tratamientos, existiendo también la posibilidad de efectuar una toma de muestras del interior de las barricas y ser analizadas por un laboratorio acreditado que garantice el proceso de recuperación.

Consideraciones importantes:

Nosotros consideramos como principio ético y apropiado que la higienización debe ser ofrecida a los niveles más altos en una industria vitivinícola para garantizar la calidad productiva.

La formación de nuestro personal ha sido realizada por ITEL (Instituto Técnico Español de Limpiezas). Éste pertenece al Centro de Investigación y Asesoramiento para la Limpieza y es miembro del IDCR de acreditado prestigio internacional.

Dicha formación no ha abarcado sólo la formación técnica en métodos y sistemas, sino también al uso de maquinaria que se emplea en los procesos de ozonización.

Si considera que nuestros servicios de limpieza e higiene pueden aportarle valor, no dude en solicitarnos una visita, estaremos encantados de trabajar para usted.